Del No Sé Si Me Explico Al No Sé Si Me Entiendes.Comunicar es la acción consciente de intercambiar información de una manera determinada de un punto a otro.

Comunicar es la acción consciente de intercambiar información de una manera determinada de un punto a otro. En esta información puede haber ideas, instrucciones, órdenes, explicaciones, etc. Pero siempre el interlocutor debe interpretar correctamente la información que recibe.

El tipo de comunicación que se use para transmitir estas instrucciones, ideas, conceptos, etc., debe seguir unos pasos y tener un método específico y muy claro.

PASOS PARA CONSEGUIR QUE UNA COMUNICACIÓN CLARA:

1- Tener claro qué quiero comunicar. Normas, instrucciones, etc.

2- Debes componer el mensaje. Estudiar quién será mi receptor y como gestiona la interpretación de lo que quiero decir.

3- Transmitir el mensaje a tus interlocutores.

4- Asegurar que tu interlocutor reciba el mensaje que has transmitido.

5- Verificar que tu interlocutor ha interpretado tu mensaje.

6- Recibir “feedback” que indique que se ha entendido el que querías comunicar.

Si alguna cosa no se entiende es responsabilidad tuya, del emisor, nunca de tu interlocutor.

POCAS INSTRUCCIONES, PERO CLARAS:

Normalmente tienes tendencia a dar las cosas por hecho, que te entienden a la primera y que tu interlocutor siempre estará receptivo a lo que tu lo comuniques y que no hace falta explicar más de cuenta, por qué ya se sabe.

Entender que cuando estas dictando instrucciones no siempre la persona se encuentra en tu misma sintonía. Ni tampoco, entiende lo que quieres decir a la primera. Por tanto, para transmitir estas instrucciones debes tener en cuenta varios aspectos.

1- Entender que el lenguaje va al pensamiento. El interlocutor al recibir una instrucción la gestiona dependiendo de cómo se encuentre y que este pensando en este momento.

2- Tu estado de ánimo puede ser completamente diferente al de tu interlocutor. En ese caso, apreciar cómo se encuentra y intentar empatizar con él.

3- Una persona con estrés puede ser incapaz muchas veces de gestionar bien la información que esta recibiendo y menos instrucciones poco precisas. El estrés es el enemigo de la concentración.

Por tanto, para poder comunicar con suficiente claro y que se entienda, las instrucciones tener 3 aspectos fundamentales: CORTAS, CLARAS Y CONCISAS.

Y ahora te toca a ti ¿Cómo vas a aplicar las instrucciones en tu trabajo a partir de ahora?

Con la mejora de tu comunicación en todo lo que hagas y mejorarás notablemente la capacidad tuya de ser entendedor. Que te comprendan y evitarás muchas veces, malentendidos, discusiones y evitar eso de “Me entiendes o no se si me explico”. ¿Cómo sería tu plan de comunicación con los demás? ¿Lo has pensado alguna vez?